Warning: Table './lapatum_drupal6/cache_page' is marked as crashed and should be repaired query: SELECT data, created, headers, expire, serialized FROM cache_page WHERE cid = 'http://museu.lapatum.cat/es/node/435' in /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/database.mysqli.inc on line 128

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/database.mysqli.inc:128) in /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/bootstrap.inc on line 636

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/database.mysqli.inc:128) in /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/bootstrap.inc on line 637

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/database.mysqli.inc:128) in /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/bootstrap.inc on line 638

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/database.mysqli.inc:128) in /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/bootstrap.inc on line 639
Turcs i Cavallets | Museu de la Patum de Berga

Turcs i Cavallets

warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/database.mysqli.inc:128) in /var/www/vhosts/museu.lapatum.cat/httpdocs/includes/common.inc on line 148.
Descripció: 

Los Turcs y Cavallets, aunque pueden derivar de antiguas representaciones paganas de carácter ramadero, actualmente representan la lucha secular entre la Cruz y la Media Luna. Cuatro caballeros cristianos y cuatro turcos a pie simulan una batalla de la cual los primeros resultan siempre vencedores. La primera referencia que se conoce data de 1628, aunque las figures actuales fueron construidas en 1890. Fue este mismo año cuando dejaron de bailar al son del Tabal para danzar a los acordes de la música compuesta por Quimserra.

Ampliació: 

Los Turcs y Cavallets, es una comparsa integrante de la Patum de Berga formada por ocho personajes, en la que cuatro de ellos van a pie, y el resto simula ir a caballo. Los primeros figuran ser turcos a pie armados con cimitarras y los segundos, caballeros cristianos que montados sobre unos caballos de cartón piedra, van armados con espadas. La actuación de la comparsa, consiste en una danza conjunta en la que ambos bandos escenifican una lucha, simbolizada en una coreografía que dibuja dos semicírculos opuestos, choque que finaliza tras la victoria de los Cavallets sobre sus oponentes, los Turcs.

El entremés o comparsa dels Turcs y Cavallets, es junto al Tabal, las Maces y la Guita, uno de los elementos primitivos y primigenios de la celebración. Su origen, podría remitir a antiguos ritos precristianos dedicados a ídolos animales invocados en ceremonias ganaderas, cuyo significado habría sido reelaborado y readaptado simbólica y significativamente por la Iglesia Católica a través de la procesión religiosa del Corpus Christi, manifestación idónea en la que aglutinar de manera homogénea, tal maraña ritual.

La comparsa de los Turcs y Cavallets, no sufrió prácticamente variaciones remarcables hasta las postrimerías del siglo XIX, concretamente en el lapso de tiempo discurrido entre 1888 y 1890. En este periodo, momento álgido del proceso de potenciación y modernización de la Patum, fueron sustituidos los antiguos Cavallets por unos nuevos más modernos, de apariencia más realista y con unas dimensiones y peso considerables respecto a los antiguos Cavallets, figuras de formas simples, ingenuas y primitivas. También en el mismo periodo, fue introducida en la comparsa un nuevo acompañamiento musical que sustituyó al antiguo, el Tabal, contribuyendo así a modernizar el salto en consonancia a las necesidades de la celebración contemporánea. El Romanticismo, fue la época idónea en que la Patum evolucionó, debido a la voluntad renovadora que se imprimió a ésta, modernización en la que participó de forma notable, el creador de la última y actual pieza musical de la comparsa, Joaquim Serra i Farriols (Berga 1834-1906) música que por su brillante dimensión rítmica generó una auténtica modernización del salto. Desde esta época, la representación de la comparsa no ha cambiado.

La coreografía de la comparsa, posiblemente mantiene en los aspectos más esenciales, la forma primitiva de la representación, danza basada en una coreografía, que muestra una lucha simbolizada en el dibujo de dos semicírculos opuestos, forma coreográfica sencilla, rudimentaria, antigua e ingenua.

Aprofundiment: 

Els Turcs y Cavallets, es una comparsa integrante de la Patum de Berga formada por ocho personajes, en la que cuatro de ellos van a pie, y el resto simula ir a caballo. Los primeros figuran ser turcos a pie armados con cimitarras y los segundos, caballeros cristianos que montados sobre unos caballos de cartón piedra, van armados con espadas. La actuación de la comparsa, consiste en una danza conjunta en la que ambos bandos escenifican una lucha, simbolizada en una coreografía que dibuja dos semicírculos opuestos, choque que finaliza tras la victoria de los Cavallets sobre sus oponentes, los Turcs.

El entremés o comparsa dels Turcs y Cavallets, es junto al Tabal, las Maces y la Guita, uno de los elementos primitivos y primigenios de la celebración. En cuanto a su origen y con toda probabilidad, la figura de los Cavallets podría ser una muestra conservada de pervivencias de los cultos paganos, primitivos, de fecundidad de los rebaños. Su origen, podría remitir a antiguos ritos precristianos dedicados a ídolos animales invocados en ceremonias ganaderas, cuyo significado habría sido reelaborado y readaptado simbólica y significativamente por la Iglesia Católica a través de la procesión religiosa del Corpus Christi, manifestación idónea en la que aglutinar de manera homogénea, tal maraña ritual. Para algunos autores, el origen de los Cavallets debería situarse en una primitiva representación de danzas en honor al dios de los rebaños, las cuales, tras un proceso de reinterpretación cristiana, evolucionaron para convertirse en la representación escénica medieval de lucha entre religiones, específicamente entre la cruz y la media luna (Rumbo, 2001:42).

La figura de los Cavallets, no es única y exclusiva de la comparsa en la ciudad de Berga. Desde la Edad Media hasta prácticamente el siglo XX, fue un entremés que gozó de mucho éxito en gran parte de ciudades catalanas. Hay referencias documentales de la existencia de su representación en Tarragona desde 1383 (Rumbo, 2001:42), donde no se menciona a los Turcs, lo que lleva a pensar que su figura pudo ser introducida en la comparsa - no sólo en Berga sino en todas aquellas poblaciones que disfrutaban del entremés – cuando éstos se convirtieron en un elemento indispensable en la escenificación medieval de luchas interreligiosas. Sin embargo, desde mediados del siglo XV – Barcelona en 1424 y Tarragona en 1436 – (Rumbo, 2001:43), existen fuentes documentales en las que se cita nuevamente la existencia del entremés, pero en estos casos, relacionados con una serie de elementos diversos: se menciona a los Cavallets, a los Turcs, a San Sebastián y los Ángeles y a un gran timbal. Si se tiene en cuenta que la primera referencia documental que acredita la existencia de la comparsa de los Turcs y Cavallets en la ciudad de Berga data de 1628, la cual no menciona la existencia de la figura de San Sebastián y sí, la de los Ángeles y el timbal, podría afirmarse aunque no esté documentado, que los Cavallets de Berga podrían haber compartido un origen común con los de las ciudades de Tarragona y Barcelona (Rumbo, 2001:43). Es probable que el entremés representado durante la procesión religiosa del Corpus en Berga desde el siglo XV hasta el siglo XVII, estuviera integrado no sólo por las figuras de los Turcs y Cavallets, sino también por la de San Sebastián, Ángeles y timbal (Rumbo, 2001:44), aunque el primer documento existente sobre su escenificación en la villa date del siglo XVII, época en la que la representación del martirio de San Sebastián había sido suprimido del entremés de manera generalizada en la práctica totalidad de poblaciones catalanas (Rumbo, 2001:44).

La figura de los Turcs en dicho entremés y no sólo en Berga, parece provenir según Joan Amades, de la simbolització, tan generalitzada per la Península, de la lluita de la creu contra la mitja lluna (…) sols que, així com en altres terres pren la forma de la lluita de moros i cristians, a casa nostra, on la lluita contra la morisma no tingué tanta violencia com en altres llocs, es presenta sota l’aspecte d’una brega contra els pirates corsaris – turcs – (Amades, 1983:84).

La comparsa de los Turcs y Cavallets, no sufrió prácticamente variaciones remarcables hasta las postrimerías del siglo XIX, concretamente en el lapso de tiempo discurrido entre 1888 y 1890. En este periodo, momento álgido del proceso de potenciación y modernización de la Patum, fueron sustituidos los antiguos Cavallets por unos nuevos más modernos, de apariencia más realista y con unas dimensiones y peso considerables respecto a los antiguos Cavallets, figuras de formas simples, ingenuas y primitivas. También en el mismo periodo, fue introducida en la comparsa un nuevo acompañamiento musical que sustituyó al antiguo, el tabal, contribuyendo así a modernizar el salto en consonancia a las necesidades de la celebración contemporánea. El Romanticismo, fue la época idónea en que la Patum evolucionó, debido a la voluntad renovadora que se imprimió a ésta, modernización en la que participó de forma notable, el creador de la última y actual pieza musical de la comparsa, Joaquim Serra i Farriols (Berga 1834-1906) música que por su brillante dimensión rítmica generó una auténtica modernización del salto (Generalitat, 2004:8). Desde esta época, la representación de la comparsa no ha cambiado.

La coreografía de la comparsa, posiblemente mantiene en los aspectos más esenciales, la forma primitiva de la representación (Generalitat, 2004:8), danza basada en una coreografía, que muestra una lucha simbolizada en el dibujo de dos semicírculos opuestos, forma coreográfica sencilla, rudimentaria, antigua e ingenua.